Paraíso de ballenas en Azores

Home / Destinos Nadiu / Azores / Paraíso de ballenas en Azores

De las Azores sabemos del anticiclón que trae buen tiempo. Pero tal vez se desconoce que en islas Azores hay uno de los santuarios de ballenas más grandes del mundo. A los gigantes de los océanos les gustan las aguas del archipiélago portugués enclavado en medio del Atlántico. Esto hace que viajar a las Azores para ver ballenas sea una de esas experiencias inolvidables.

Azores Avistamiento BallenasLas nueve islas que constituyen el archipiélago de las Azores se encuentran a unos 1.500 kilómetros de Lisboa, más o menos por donde en la Edad Media creían que se podía encontrar el mítico continente de la Atlántida. Lo cierto es que cuando las naves portuguesas alcanzaron estas coordenadas, las islas estaban deshabitadas. Lo que encontraron no fue la Atlántida, sino un paisaje volcánico, y los primeros avistamientos de ballenas en las Azores.

Avistamiento de Ballenas

“¡Ballena a la vista!”, es el grito más escuchado en las islas Azores. Y es que en estas aguas hay hasta 24 tipos de cetáceos, entre especies residentes o migratorias, como la ballena azul, de la familia de las ballenas barbadas, que llega a finales de invierno. Imagina ver un inmenso lomo gris en el agua, las salpicaduras, su majestuoso deslizar. Ahí delante está el mayor animal vivo del planeta, unos 30 metros de largo, como si tuvieras un Boeing 737 a tu lado. Sin duda, esta es la experiencia estrella de un viaje a las Azores.

Ballena Azul en Islas AzoresLos delfines manchados, los cachalotes y el rorcual norteño son más frecuentes en verano. Los lugares de observación de ballenas en Azores se concentran sobre todo en la isla de São Miguel, especialmente en Ponta Delgada y Vila Franca do Campo, y en el canal entre São Miguel y Santa María, lugar de paso de las ballenas azules. La posibilidad de conocer uno de los santuarios de ballenas más importantes del planeta, convierte a las Azores en un destino familiar ideal. A los niños les emociona ver a los delfines saltar y conocer los hábitos de las ballenas.

A la hora de escoger un operador para ver ballenas, no olvidemos ser viajeros responsables, sólo así podremos conservar este paraíso de las ballenas que es Azores.

Más planes para hacer en Azores

Unas vacaciones activas

Viajar a islas Azores es hacerlo a un archipiélago que nació de la fuerza de los volcanes. Su naturaleza y los paisajes son buena prueba de ello. Después del avistamiento de ballenas, nos queda caminar. Por mucho que durante siglos la mejor forma de ir de una localidad a otra en una misma isla fuera navegando por el litoral, hoy las islas Azores se conocen paso a paso.

Los Senderos de las Azores es una red de caminos regulada por el Gobierno Regional de las Azores con el fin de garantizar la seguridad de los senderistas. La mayoría de senderos nacieron como caminos de tierra, que los lugareños usaban para hacer sus labores diarias, para conducir el ganado a la zona de pastos o para transportar diferentes productos. Si preguntas a los entendidos, te indicarán que los mejores caminos para hacer senderismo en Azores son los de la isla São Jorge.

Sao Jorge - Senderismo Islas Azores

Isla de São Jorge, Azores. Foto adaptada del original de Guillaume Baviere, compartida bajo licencia CC BY 2.0.

El especial ecosistema del archipiélago, con abundante fauna, convierte a las Azores en un buen lugar para el submarinismo. Existen más de cien puntos de inmersión donde disfrutar de unas aguas de gran visibilidad, en las que se pueden ver las mantas, tiburones y, cómo no, ballenas. Para los más expertos, en la isla de Pico está Princesa Alice, un monte submarino conocido por ser uno de los puntos de buceo más espectaculares del Atlántico.

La gastronomía de las Azores

Tantas emociones y tanto movimiento le dan hambre a cualquiera. Pero, por suerte, comer en las Azores es una delicia. Es de obligado cumplimiento almorzar el famoso cozido de Furnas, a base de carne y verduras, y cocinado con el calor de las tierras volcánicas del lugar. Es un espectáculo ver cómo se cocina introduciendo la olla dentro de las fumarolas de los cráteres del entorno.

Cocido de Furnes - Islas Azores

Cozido de Furnas, Azores. Foto adaptada del original de David Stanley, compartida bajo licencia CC BY 2.0.

Por otro lado, la isla negra, como se conoce a la isla Pico, es un plan alternativo sobre todo para los  amantes del buen vino. Los viñedos de esta isla, plantados entre muros de piedra y con el sustrato volcánico común del archipiélago, están considerados como Patrimonio de la Humanidad, por la importancia cultural y por la belleza de sus paisajes. Una sorpresa gastronómica en las Azores: los cultivos de la Camellia Sinensis. Sí, la planta de té. En la isla de Sao Miguel se encuentra la plantación de té Gorreana, donde, para muchos, se produce el té más antiguo de Europa. Llevan desde 1883 preparando su famoso té.

Placeres relajados

También hay actividades relajadas: como sentarse a contemplar las vistas de las dos lagunas, la verde y la azul, de las Sete Cidades, una de las principales atracciones que ver en Azores, en la isla de São Miguel. Aunque para vistas en las Azores, las del mirador de Serra do Cume, con uno de los paisajes más bellos del archipiélago. Pasear por el centro histórico de Angra do Heroísmo en la isla Terceira, Patrimonio de Mundial por la UNESCO, también es un placer relajado de las islas Azores. Desde el jardín botánico, con plantas de todos los rincones del mundo, se accede a la Colina de la Memoria. Una vez allí, el viajero tendrá una bella panorámica: la ciudad abajo, con la Sé y la iglesia en el centro, y más allá el mar. Tal vez, en un día despejado, el viajero pueda lanzar desde ahí arriba, el famoso grito de Azores: ¡Ballena a la vista!

Leave a Comment