Bled y otros espectaculares lagos de Eslovenia

Home / Destinos Nadiu / Eslovenia / Bled y otros espectaculares lagos de Eslovenia

Dicen que Eslovenia es un país verde, y tienen razón. No en vano, fue Capital Verde Europea en 2016; pero, tal vez, sería más exacto decir que Eslovenia es un país de agua, y luego llega todo lo demás. El famoso lago de Bled, o el igualmente bello lago de Bohinj, o el lago Cerknica, y los ríos de color esmeralda y las cascadas de majestuosas alturas esperan al viajero.

Lago Bled EsloveniaViajar a Eslovenia es hacerlo a uno de los destinos de mayor belleza natural que podemos encontrar en Europa. En esta ocasión nos alejaremos unos 45 kilómetros de Liubliana, la desconocida y sin embargo bella capital, para conocer Bled y otros lagos de Eslovenia. Sin duda, vale la pena disfrutar de uno de los paisajes más bellos de la península balcánica.

Bled, el lago más famoso de Eslovenia

A primera vista parece salir de un cuento de hadas. Nos referimos al castillo de Bled, que se alza sobre un imponente acantilado de 130 metros de altura y que es un mirador perfecto sobre el más famoso de los lagos de Eslovenia.

A nuestros pies, el lago de Bled, un lago alpino de aguas increíblemente turquesas, la pequeña isla –la única del país- con la iglesia de la Asunción alzándose, la abundante vegetación que llega hasta la misma orilla, y, de fondo, los Alpes Julianos. Sin duda, una estampa mágica en cualquier época del año. Si prestas atención, desde el castillo se puede ver el rastro que dejan tras de sí las típicas embarcaciones que llevan a los turistas hasta la isla del lago.

El bello entorno alpino que vemos, junto a la fama de las aguas termales del lago, hizo de Bled ya un lugar importante en el turismo, desde principios del siglo XX, con el máximo apogeo de los balnearios y termas.

Qué ver en Bled

En la actualidad, Bled es el enclave más famoso de Eslovenia. Y, sin duda, tiene mucho que ofrecer a aquellos viajeros que se animen a viajar al país balcánico.

La tradicionales granjas de Eslovenia suelen estar muy cerca de los lagos y ríos. Son alojamientos ideales para practicar el turismo responsable

El castillo de Bled

Esta pintoresca construcción es uno de los símbolos de Eslovenia. Desde el castillo hay unas vistas espectaculares con las montañas alpinas en el horizonte. Su historia se remonta al siglo XI y su arquitectura seguro que inspirará tu imaginación. No dejes de visitar la capilla del castillo; sin duda, es la construcción más interesante. Pero también la imprenta o la bodega. ¿Sabías que Eslovenia tiene una larga cultura vinícola?

Castillo de Bled - EsloveniaEl lago Bled y su isla

Uno de los paisajes de Eslovenia más bellos. El de Bled es un lago glaciar, de ahí su intenso color. El lago rodea la Isla de Bled, la única isla natural de Eslovenia. La isla tiene varios edificios; pero el principal es el de la iglesia de la Asunción, construida en el siglo XV. Pide que te cuenten la leyenda de por qué esta iglesia tiene en realidad dos campanas, la de la torre y otra hundida en el fondo del lago.

Las barcas pletna

Las pletnas son el medio de transporte tradicional del lago. Cuando las veas, seguro que te recordarán a las góndolas. Parece ser que los lugareños comenzaron a construirlas en 1590. Pero, además de ser un medio divertido para alcanzar la isla, estas embarcaciones exclusivas de Bled son totalmente seguras. Nada como disfrutar del paisaje sentado en una pletna, a la sombra de las coloridas lonas que suelen llevar a modo de techumbre.

Un especial pastel de crema

No puedes irte de Bled sin probar uno de sus tradicionales pasteles de crema y hojaldre, los popularmente conocidos como “kremšnita”. Este delicioso dulce se sigue preparando de igual forma desde hace más de 60 años. Dar un mordisco a una de estas delicias es lo más parecido a morder una suave y esponjosa nube blanca. Su base dorada en mantequilla, la deliciosa crema de vainilla, la crema batida, y esa fina capa crujiente… ¿No parece delicioso?

Otros famosos lagos de Eslovenia

Lago Bohinj

Si Bled te parece un lugar increíble para disfrutar de la naturaleza, seguro que también te gustará conocer el lago Bohinj, el más grande de Eslovenia. Recuerda que cerca de los lagos y de los ríos encontrarás siempre una variada oferta de alojamientos responsables.

Lago Bohinj - EsloveniaBohinj es una opción perfecta para los amantes de la naturaleza alpina que quieran disfrutar del trekking en Eslovenia. Desde el mismo lago, arranca un bello sendero que lleva hasta la cascada Savica.

Lago de Cerknica

Este es un lago intermitente: desaparece y luego vuelve a aparecer. Así que depende cómo no lo verás. No es magia. Es naturaleza. Al encontrarse en una meseta caliza con aperturas, cavernas y embalses subterráneos, en periodos de sequía el agua desaparece por estos accidentes. Generalmente en época de lluvias se llena e, incluso, se desborda.

Divje jezero

Otro de los imprescindibles naturales de Eslovenia. El Lago Salvaje se encuentra muy cerca de la ciudad de Idrija. El Divje jezero (Lago Salvaje) es el hogar de un misterioso espécimen de la fauna europea: el proteus anguinus, el pez humano de Eslovenia, un anfibio muy pero que muy curioso.

Lagos de Triglav

Uno de los mejores lugares para hacer trekking en Eslovenia son los Lagos de Triglav, en medio de las montañas. Es el gran número de lagos que concentra en esta zona lo que hace que se la conozca como el Valle de los siete lagos (sin contar algunos intermitentes).

Leave a Comment