Los beneficios de viajar

Home / Turismo sostenible / Los beneficios de viajar

Según distintos estudios científicos, viajar mejora la salud. Es la filosofía Nadiu y, por ello, os hemos resumido todos los beneficios de viajar, tanto psicológicos, como culturales y físicos. ¡Lo mejor es que nunca es tarde para viajar!

beneficios de viajarHerman Melville, el autor de la popular novela Moby Dick, conocía bien los beneficios de viajar. No hay más que ver la defensa que hace de la importancia de viajar en las primeras páginas de su novela. En ellas, Ismael, el narrador, nos explica que siempre que se siente deprimido y nota “las húmedas brumas de noviembre” en su espíritu, se lanza al mar. Para Ismael, hacerse al mar, metáfora del viaje, es la forma de combatir la depresión y la tristeza. Y ese es, sin duda, uno de los rasgos positivos del viaje. Pero hay muchos más beneficios de viajar para la salud.

Razones para viajar: la ciencia ha hablado

Sin ir más lejos, un reciente estudio de la Sociedad Española de Neurología demostraba qué beneficios tiene viajar. Por ejemplo, que viajar nos hace más felices y nos ayuda a prevenir enfermedades degenerativas. En este sentido, un informe publicado en el Journal of Positive Psychology demostró que el sentimiento de felicidad se encuentra en el registro de nuestros recuerdos y experiencias vivenciales relevantes, y acaso, ¿no son los viajes la máxima expresión de las experiencias vitales? Nunca es demasiado tarde para viajar y cuidar de nuestra salud.

Beneficios físicos de viajar

  • Rompes con hábitos insalubres: si te paras a pensar, en nuestro día a día, solemos seguir rutinas sedentarias. Por trabajo, permanecemos sentados muchas horas, tal vez con la mirada fija en una pantalla, caminamos muy poco y es posible que comamos fuera de casa o nos dé por comer entre horas. Uno de los beneficios del viaje es, precisamente, el romper con todas estas rutinas, que no le sientan nada bien a nuestro cuerpo.
  • Estás en contacto con la naturaleza: Los viajes nos suelen poner en contacto directo con el medioambiente. Tal vez seamos de viajar a destinos naturales como Islandia y entonces respiramos aire puro; o, tal vez, nos gusten más destinos de mar y, entonces, podremos disfrutar nadando en la playa. En los viajes solemos practicar senderismo y estar en contacto con la naturaleza nos cargará de energía para la vuelta.
  • ¿Más consecuencias físicas? Un estudio realizado por Transamerica Center reveló que entre los hombres que viajan hay un 21 % menos de probabilidad de padecer un ataque al corazón. Parece ser que la actividad física derivada de los viajes conlleva un menor riesgo de mortalidad.

Beneficios psicológicos de viajar

  • Reduce el estrés y la ansiedad: el tiempo que dedicamos a viajar supone un paréntesis en nuestras vidas. No hay duda de que uno de los beneficios de viajar es que nos alejamos de la rutina, de los horarios, del tráfico de la ciudad.
  • Favorece el autodescubrimiento: muchas veces, al viajar nos encontramos con nosotros mismos. Tenemos más tiempo para pensar y reflexionar. No estamos atados a la rutina ni obligaciones que nos hacen avanzar sin apenas percibir el paso del tiempo.
  • Viajar te hace más feliz: la suma de más tiempo, el estar expuestos a menores fuentes de estrés, el poder pensar en nosotros mismos y en nuestros planes de futuro, hace que comencemos a sentir mayores sensaciones de felicidad. ¿O no viste las fotos que te tomaste en tu último viaje? ¿No es ese el rostro de la felicidad?
  • Favorece que seas más empático: uno de los beneficios psicológicos del viaje se basa en el contacto con los otros, con la gente local y compañeros de nuestro grupo. Al entrar en contacto con otras personas nuestra empatía aumenta y con ella nuestras relaciones sociales, con lo que, en definitiva, mejoramos nuestras habilidades comunicativas, sociales y creativas.

Beneficios culturales de viajar

  • Desarrolla tu visión de las cosas y amplía horizontes: el ver otras realidades, personas con otras vidas que no son la tuya, hace que al viajar estemos replanteándonos constantemente nuestras ideas y pensamientos.
  • Aumenta tu conocimiento geográfico del mundo: sin duda, al viajar conocemos de forma empírica el mundo. Se suele decir que no hay mejor escuela que la que da el viaje. Conocemos ciudades, montañas, lagos, países y capitales que sabremos ubicar claramente en el mapamundi.
  • Aumenta tu información sobre el mundo: al viajar conoces patrimonios culturales de otros países y visitas museos. Es cierto que igualmente puedes consultarlos en Internet, ver vídeos documentales o leer libros; pero, en el viaje, las sensaciones son mayores y alimentan los recuerdos con todos los sentidos, por lo que, al final, nuestro conocimiento es más nítido.

Leave a Comment